← Volver a la categoría de Salud y Seguridad

La mala higiene del piso puede dañar sus procesos

Salvaguardar la integridad higiénica de las instalaciones de procesamiento se está convirtiendo en una tarea cada vez más compleja. A medida que los desafíos de procesamiento evolucionan, también lo hacen los estándares de limpieza y calidad destinados a garantizar que los contaminantes, los microbios no deseados y las bacterias dañinas no se introduzcan en los procesos de fabricación y producción, dice James Taylor, Director de Marketing de EMEIA - Specialties en Berry Global.

Por James Taylor, Director de Marketing EMEIA - Especialidades en Berry Global

James Taylor, Director de Marketing EMEIA - Especialidades en Berry Global

James Taylor, Director de Marketing EMEIA - Especialidades en Berry Global

La higiene en las industrias de procesamiento es vital ya que la contaminación del producto, que puede ocurrir a través de la introducción de materiales, sustancias o microorganismos no deseados en un producto o proceso manufacturado, puede resultar en pérdidas financieras sustanciales.

Aparte de esto, la contaminación también tiene el potencial de dañar la relación entre los fabricantes y los clientes, y de dañar la salud de los empleados y el público.

Obviamente, los diferentes sectores de la industria tienen diferentes requisitos de higiene según la naturaleza de los productos que se procesan.

Si bien los requisitos pueden diferir, el hecho es que las buenas prácticas de higiene son vitales, ya que reduce la probabilidad de introducción, propagación y multiplicación de patógenos potenciales y otros organismos en el entorno de procesamiento.

Áreas potenciales problemáticas

Las pruebas de control de calidad garantizan que los productos terminados cumplan con todas las especificaciones requeridas y que tengan la calidad adecuada para su lanzamiento. Los controles de calidad se realizan en diferentes etapas de procesamiento, todas las cuales tienen diferentes requisitos de higiene. Para cumplir con estos requisitos, se establecen y monitorean procedimientos apropiados.

Sin embargo, dos áreas donde la higiene es difícil de implementar de manera efectiva, a pesar de tener implementados los procedimientos y sistemas de monitoreo apropiados, son la higiene personal y la higiene de los edificios y equipos. Esto se debe a que las personas y los equipos pueden causar contaminación cruzada y contaminación por partículas extrañas.

La contaminación cruzada se produce cuando las partículas de un producto o ingrediente se mezclan inadvertidamente con otro, mientras que la contaminación de partículas extrañas tiene lugar a través de la introducción no intencionada de una sustancia extraña, como polvo, suciedad, óxido o partículas metálicas, en el proceso.

Debido a que se puede producir una contaminación dañina en cualquier punto durante el procesamiento, no se puede tomar un solo paso para eliminar completamente el riesgo de contaminación. Sin embargo, se deben implementar estrictos procedimientos de saneamiento para personas y equipos que se mueven de un área de una instalación a otra, todo con el objetivo de reducir el riesgo de contaminación.

Contaminación a nivel del suelo.

Bacterias, moho, hongos, polvo y mugre no deseados pueden ingresar a una planta de procesamiento en una variedad de etapas y de una gran cantidad de fuentes, sin embargo, hay pocas áreas en riesgo como los pisos: las suelas de los zapatos y los pisos son notorios por ayudar e instigar Transferencia de contaminantes.

El problema es que la gravedad hará que la mayoría de los contaminantes terminen en el piso en algún momento, lo que significa que los materiales, sustancias o microorganismos no deseados pueden propagarse debajo de los zapatos de los empleados o en las ruedas del equipo.

Toallitas de piso chicopee / higiene del piso

Por lo tanto, para evitar que los pisos se conviertan en un vector de materiales potencialmente infecciosos, la limpieza de pisos debe ser un componente esencial de cualquier programa de higiene ambiental.

Procesos rigurosos de limpieza y mantenimiento de pisos que incluyen limpieza con vapor, lavado a presión, lavados con agua caliente y el uso de agentes de limpieza agresivos. Todos estos, sin embargo, pueden poner una cantidad significativa de estrés en el piso, lo que puede impedir la eficacia del régimen de limpieza.

Una solución simple

Cuando piense en la suciedad de los pisos de las instalaciones de procesamiento, una variedad de derrames de líquidos, arena, lodo y escombros sólidos puede venir a la mente; El polvo rara vez llega a la cima de la lista. Pero el polvo es más que una sustancia inocua: es un caldo de cultivo para el crecimiento bacteriano e incluso puede contener una variedad de productos químicos tóxicos como ftalatos, compuestos orgánicos volátiles, retardantes de llama y metales pesados, lo que lo hace peligroso para la salud humana.

Por lo tanto, reducir la exposición al polvo es fundamental para evitar que las sustancias nocivas se propaguen, garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable y mantener la calidad e integridad del producto.

Puede parecer una solución obvia, pero no se recomienda barrer los pisos con una escoba para eliminar el polvo y otras partículas, ya que las partículas se transportan por el aire y se pueden transferir a toda la instalación.

De manera similar, la limpieza con mojado tradicional no es ideal ya que el agua de la fregona podría contener una mezcla tóxica de químicos y contaminantes. De hecho, el agua de la fregona industrial tiene una serie de peligros ocultos. No solo contiene contaminantes del aire, sino también ciertos elementos tóxicos, que eventualmente terminan en nuestros ríos, arroyos y sistemas de aguas residuales municipales. Además, el agua del trapeador proporciona las temperaturas cálidas y húmedas que necesitan las bacterias para crecer.

Por supuesto, existen herramientas de limpieza electrónicas, pero a menudo no es posible utilizarlas de manera efectiva en las instalaciones de procesamiento, ya que hay actividad constante y tráfico peatonal.

Dicho esto, los intentos extraordinarios de mantener higiénicos los pisos de las instalaciones son innecesarios. De hecho, la solución es bastante simple: limpiar el polvo.

Paños para pisos PGI / Higiene del piso

La limpieza del polvo es una parte vital de cualquier programa de mantenimiento de pisos, ya que elimina manchas minúsculas de suciedad, polvo y escombros. La limpieza periódica del polvo en áreas de mucho tráfico elimina la suciedad de la superficie antes de que se pueda colocar en el piso y requiera una limpieza mucho más profunda. Cuando se trata de materiales, sustancias o microorganismos no deseados, la cabeza de la fregona recoge los rastros más pequeños del piso antes de poder rastrearlos en otras áreas.

Teniendo en cuenta los beneficios de la limpieza del polvo, es fácil ver por qué este método se considera cada vez más un paso vital en cualquier programa de higiene ambiental. Los beneficios ofrecidos por la limpieza del polvo incluyen:

  • Reducción de riesgos para la salud: Puede reducir la acumulación de alérgenos y bacterias.
  • Reducción de la contaminación cruzada: como los productos utilizados son desechables, no existe riesgo de contaminación cruzada.
  • Menor riesgo de lesiones: deja los pisos completamente secos, evitando el riesgo de resbalones, tropiezos y caídas.
  • Menos interrupción: el proceso es inalámbrico y silencioso, lo que lo hace menos perjudicial.
  • Potencia de limpieza mejorada: es ideal para áreas de higiene crítica donde la limpieza de máquinas electrónicas no es posible.
  • Menos uso de agua y productos químicos: No hay necesidad de soluciones de limpieza o agua. Incluso cuando se combina con la limpieza del suelo húmeda (en lugar de la limpieza del suelo húmeda), resulta en un 80% menos de agua utilizada y reduce el consumo de químicos.
  • Mayor productividad: la efectividad de la limpieza se mejora, mientras que el tiempo dedicado a las tareas de limpieza se minimiza.
  • Versatilidad: el trapeado en seco no solo es útil para limpiar pisos, sino que se puede usar en todas las superficies ambientales para mantener y mejorar la higiene. Además, puede usarse con mangos y extensiones ajustables, lo que permite una limpieza eficiente en espacios y esquinas difíciles de alcanzar.


La herramienta adecuada para el trabajo.

Mantener la higiene en un entorno de procesamiento no tiene que ser demasiado complejo, especialmente cuando se trata de pisos. Hay varias herramientas disponibles para ayudar a ejecutar un régimen de limpieza efectivo que se integrará con los requisitos de higiene específicos de una industria específica.

La implementación de la limpieza del polvo como parte del programa de higiene ambiental de su instalación de procesamiento no solo mejorará los estándares de higiene y reducirá el riesgo de contaminación por partículas cruzadas o extrañas, sino que también garantizará que la integridad de su instalación, su reputación y sus márgenes de beneficio permanezcan intactos.

Informador de la industria de procesos

Noticias relacionadas

Deja tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan los datos de sus comentarios.

Compartir a través de